¿NO SOMOS TAN IGUALES COMO SE DICE? Laicidad y libertad.

18:32

           
                En estas últimas semanas ha reflotado la temática de la laicidad y la libertad, principalmente por dos circunstancias.
          En primer lugar la comunidad católica de Montevideo, en la persona de su representante y cabeza, el Arzobispo Cardenal Daniel Sturla, ha pedido la autorización para poner una imagen de María, la Madre de Jesús, en un espacio público.
            En seguida surgieron algunas personas muy ofendidas y sensibles porque va contra sus creencias o certezas. Como suele suceder ese clamor y rasgarse las vestiduras surge cuando se trata de un símbolo cristiano o precisamente católico. Porque en realidad, hay recuerdos, imágenes y nombres tan variados en nuestras ciudades, que no parece tan claro que lo único peligroso sea una imagen cristiana.
            Se argumenta que va contra la laicidad. Esta palabra – como sucede con el lenguaje humano – tiene diferentes contenidos y se usa como piedra de toque en muchos juicios. Incluso ha cambiado de aplicaciones,  como cuando comenzó a emplearse con respecto a la politización e ideologización de la enseñanza, porque en su origen estaba referido a la religión.
            Es sabido que a veces ‘laicidad’ se refiere a una cierta neutralidad del Estado ante las religiones, que permita la libertad de cultos o libertad religiosa, sin reprimir ni coaccionar la conciencia ni el ejercicio de la vida según la propia religión.
En otras ocasiones, a causa de la ‘laicidad’ se afirma una prescindencia tal de la religión que tanto los organismos del estado como las personas tienen que aparecer todas como si no hubiera creyentes y la religión quedara fuera de la existencia humana. Más aún se ha usado la ‘laicidad’ como un veto absoluto a toda presencia pública de lo religioso en la vida de la sociedad organizada.
Entre nosotros es sabido que frecuentemente se usó la ‘laicidad’ como arma para excluir lo religioso de la vida pública, como si fuera más puro y republicano no tener fe o no manifestarla, a lo más concediendo la religión en el ámbito privado – lo cual no es ninguna concesión –. También sincerémonos: en concreto el argumento de la laicidad ha sido usado por determinados grupos mayoritariamente contra la religión que asocia a una gran parte de la población: la Iglesia Católica. Es decir, para obstaculizar la presencia católica en la vida del país.
El argumento es que cualquier símbolo religioso afecta la libertad de los demás. Pero parecería que no fuera así con símbolos masónicos que tenemos en la misma plaza Matriz o Constitución.
             No deja de ser curioso que no se levante la voz para señalar cuánto atenta a la neutralidad del Estado el que haya tantas eles mayúsculas y tantas ruedas en espacios públicos, con sus respectivos nombres, siendo que se trata de signos de asociaciones que agrupan a un puñado de personas privadas.
¿Por qué si el símbolo es religioso ha de estar proscrito del espacio público y si el símbolo o persona es conocida por otras dimensiones de lo humano – o de otras asociaciones – sí puede ser aceptado en el espacio público? ¿Algunas asociaciones, personas o ideas tienen un derecho que es denegado a otros?
            En concreto, nadie puede dudar que María ha sido y es fuente de inspiración para muchos uruguayos a lo largo del tiempo y es importante para una gran cantidad de hombres y mujeres, en sus vidas, en sus pensamientos, en su inspiración.
            Doy por descontado que para otros no es así y que puede fastidiarle hasta su nombre. Pero eso sucede también con los políticos, escritores, militares, sindicalistas, y gente de todo tipo que son evocados en estatuas, calles y placas.
            Entonces, a no ser que su imagen sea  una incitación al desorden moral o a la subversión de las leyes legítimas, a nadie debería ofender que esa mujer que es importante para un numeroso grupo de ciudadanos pueda tener una imagen pública
            La segunda alerta cobijada bajo el término ‘laicidad’ ha sido la declaración del Diputado Amarilla de su sometimiento a la ley de Dios por encima de todo.
            Algunos han declarado temores diversos.
            Pero es más que claro que toda conciencia recta indica que ha de someterse a la verdad con total entrega. Es cierto que los humanos tanteamos donde está la verdad y discrepamos sobre cómo encontrarla. Sin embargo no se le niega el derecho a presidir instituciones del Estado a quienes con semejante seguridad sostienen otras doctrinas pertenecientes a distintos sistemas y asociaciones, que son diferentes de las del diputado Amarilla. ¿O no hay ideologías afiliaciones y hermandades en el Parlamento?
            En estos temas no habrá nunca soluciones puras – porque hacen a la diversidad de posturas y a la complejidad de los derechos que están en juego. En el fondo siempre hay una puja, cuando no una lucha, por extender la propia cosmovisión y – a menudo – el poder de los que en torno a ella se agrupan.     
            Por eso, conviene no ser tan dogmáticos en el uso de la ‘laicidad’ y no ser tan temerosos que otros ocupen espacios y expresen sus principios.

            Un poco de ‘diversidad’ en la comprensión de la laicidad, un poco de mayor respeto por la libertad religiosa – sin imponer una idea de lo que debe ser la religión – y de la libertad simplemente nos viene bien. Muchos ukases hay en la cultura uruguaya, que no nos hace tan libres como decimos ser.

  • Share:

You Might Also Like

27 comentarios

  1. El hecho de que las religiones no paguen impuestos, viola la laicidad. Los ateos tampoco deberían pagar en ese caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Alemania,Italia, y otros paises europeos,cuando te afilian a la Seguridad Social,te preguntan por la religión que profesas,luego de allí te hacen un pequeño descuento que se transfiere a la Iglesia indicada por tí.-Si no mencionas ninguna,igual te hacen el descuento y es el Estado que prorratea entre las diversas Iglesias los montos recuadados.-Que atentado al laicismo !!!! Y que atraso que tenemos !!!! .-

      Eliminar
  2. Como el diablo es también fuente de inspiración para muchísimas personas, estaría usted de acuerdo en que quien quisiera hacerle una estatua pública, pudiera hacerlo libremente?

    ResponderEliminar
  3. Y solo por curiosidad me gustaría saber si la estatua de la virgen que pretenden poner, sería la de "María Auxiliadora".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser como no, ó será de la Inmaculada, ó de la Asunción,ó del Carmen,ó de Guadalupe (Patrona de América )ó de la Merced,ó del Rosario,ó del Pilar ( la Pilarica ),ó de la Nieves,ó de Longarone,ó de Lourdes,ó la de los Siete Dolores,ó la de los Migrantes.-Pero el nombre no hace a las cosas,en este caso a las distintas advocaciones ya que por diverso lenguaje que se utilize,no debemos perder la piedad que debemos tener por nuestra Madre : Accessit latinitas,recessit pietas.-

      Eliminar
    2. Puede ser como no, ó será de la Inmaculada, ó de la Asunción,ó del Carmen,ó de Guadalupe (Patrona de América )ó de la Merced,ó del Rosario,ó del Pilar ( la Pilarica ),ó de la Nieves,ó de Longarone,ó de Lourdes,ó la de los Siete Dolores,ó la de los Migrantes.-Pero el nombre no hace a las cosas,en este caso a las distintas advocaciones ya que por diverso lenguaje que se utilize,no debemos perder la piedad que debemos tener por nuestra Madre : Accessit latinitas,recessit pietas.-

      Eliminar
    3. Se sobreentiende mi pretendida curiosidad. Y entiendo la devoción sincera que muchos expresarán por fé. No comparto que tenga que ser pública y reitero que extramuros de la iglesia está muy lejos de representar dignamente al género femenino libre y soberano. Luego la umbanda querrá imágenes allí, pare de sufrir querrá otro espacio, se podría poner una estatua del diablo. Pero personalmente prefiero que nadie nos ocupe los espacio públicos en modo alguno que trastorne nuestra laicidad.

      Eliminar
  4. ¿Algunas asociaciones, personas o ideas tienen un derecho que es denegado a otros? Si, claro; por ejemplo en la iglesia católica las mujeres no pueden ser sacerdotes.

    ResponderEliminar
  5. ¿NO SOMOS TAN IGUALES COMO SE DICE? ¿Porqué la mujer no puede ser sacerdote? ¿Cómo es sin embargo que una mujer haya podido ser la madre de Dios?

    ResponderEliminar
  6. La iglesia católica es un espacio en donde la mujer está limitada pues no puede presidir esa asamblea en su grado máximo; como sacerdote. Una forma mas de machismo sencillamente.

    ResponderEliminar
  7. Como usted refiere : Un poco de ‘diversidad’ en la comprensión de la laicidad; supongo que no tiene problema de aceptar todos los derechos que tienen y reclaman los homosecuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con defender los derechos de los homosecuales.Ya fue tratado y resuelto en "De septima affectione Dei sive de aeternitate"donde Aureliano,laborosamente trivial,los equiparó con Ixión,con el hígado de Prometeo,con Sísifo,con aquel Rey de Tebas que vio dos soles,con la tartamudez,con loros,con espejos,con ecos,con mulas esclavas de la noria y con silogismos bicornutos.-

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo con defender los derechos de los homosecuales.Ya fue tratado y resuelto en "De septima affectione Dei sive de aeternitate"donde Aureliano,laborosamente trivial,los equiparó con Ixión,con el hígado de Prometeo,con Sísifo,con aquel Rey de Tebas que vio dos soles,con la tartamudez,con loros,con espejos,con ecos,con mulas esclavas de la noria y con silogismos bicornutos.-

      Eliminar
    3. Tengo la impresión de que se está comparando la homosexualidad con una afección, o con una enfermedad

      Eliminar
  8. La imagen de María como mujer, sería respetable en cualquier espacio si ella representara no una idea de la mujer sometida como lo representa "María". Solo para el espacio privado de los católicos es María "respetable" como mujer; porque la idea es que fue sumisa y eso, para mi y para muchas/os, somete al género.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue sumisa a la voluntad de Dios, como lo fue su Hijo, hasta el final, cumpliendo ambos cabalmente su misión.

      Eliminar
    2. Desde el libro del Génesis, la iglesia hace relucir el machismo, sometimiento y sumisión de la mujer al hombre, situando a Eva en su origen debajo del brazo del hombre. Luego condena a María a no tener sexo y a solo incubar a un hijo como bebé de probeta a la que ustedes se oponen.

      Eliminar
  9. Una imagen pública de María es para los católicos una manifestación libre de la fe; para otros es una manifestación libre de una segregación de género en dónde la mujer es proclamada como envase de la divinidad sin participación en esa divinidad, en desigualdad con el hombre que por el sacerdocio "puede atar y desatar", en el cielo......

    ResponderEliminar
  10. La iglesia católica proclama cualquier derecho, menos la igualdad, y mucho menos la igualdad de género y aún mucho menos la diversidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo, para la Iglesia, María se sitúa en el culmen de la Creación, y la corona como Reina de la misma.

      Eliminar
    2. Simplemente para la iglesia por mas que la adornen, María es utilizada, como es utilizada la reina de la cocina, de alcánzame los calsoncillos, de prepárame el almuerzo, de no te reunas con tus amigas y mas.

      Eliminar
  11. ¿Qué tiene de malo el sexo y qué tiene de malo el género femenino, que Dios no pudo ser una mujer a la que un hombre le hiciera el amor y de esa unión naciera el salvador? Lo malo que tiene es que a la "Historia de la salvación", la escribieron los machos dominantes

    ResponderEliminar
  12. No existe la igualdad de género y la iglesia promueve que no exista, metiéndose en la vida pública con la publicidad de la reina de la creación cuando solo es un envase, la virgen. Por eso el rechazo público a la fe católica y derivadas,porque está expresamente en contra de la igualdad de género y en contra de la diversidad. La imagen de la virgen implica todo lo que es por dogma para los sometedores y los sometidos y nos lo quieren meter por las narices, es lo mismo que cualquier otro símbolo abyecto que, por el hecho de que estén allí no justifica que sigan incrementándose. Además, la iglesia no paga impuestos y lisa y llanamente pretende encajarnos terrible publicidad de sometimiento de género.

    ResponderEliminar
  13. Montones de personas repudian los atentados contra las imágenes de María que han existido a lo largo de la historia, cuando esas imágenes son en si mismas un atentado a la igualdad y a la libertad y a la diversidad de género.

    ResponderEliminar
  14. Lupin. Dejo sus comentarios para que quien quiera los analice.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://www.quedelibros.com/libro/60062/La-Iglesia-increible.html

      http://www.serpaj.org.uy/serpajph/comunicacion/spjprensa/258_05.pdf

      Me preocupa que un día tan lluvioso, la gente no encuentre que leer......

      Eliminar
    2. Aclaro que no soy católico ni practico religiones, ni curreo.





      Eliminar