Viernes Santo: perdón y precisiones: libertad para pensar y cuestionar

13:14

Hoy, Viernes Santo, sólo cabe hablar desde Jesús: él nos amó hasta el extremo, llevando y sanando el pecado de todos los hombres. Ante él no hay justos por sí mismos, sino pecadores perdonados,  esclavos libertos, injustos agraciados.

Por lo tanto, ante los que me han respondido con acusaciones e insultos, en mí sólo cabe perdonarlos y pedir por ellos para que reciban el perdón que Jesucristo les ha obtenido por su sangre y que lleguen a descubrir la vocación de hijos de Dios y la vida eterna.

Precisiones.
Sin embargo, dadas las repercusiones de ciertos dichos, sin polemizar cabe precisar.
1) Un representante nacional me enrostra dos cosas:
a) que me faltó una autocrítica sobre los abusos de menores por parte de eclesiásticos. En primer lugar la Iglesia es la única institución que ha reconocido éstos y otros pecados de sus miembros: la autocrítica de la Iglesia está hecha y es permanente. Si no la conoce, infórmese. Además,  como creemos que sólo Jesús es santo y justo y los demás somos todos pecadores, no tememos reconocer nuestros  pecados, y buscamos convertirnos.
En segundo término,  es una agresión gratuita y fuera de lugar del Sr. Diputado, porque para hablar de cada tema, no debo repasar toda la historia de errores propios y ajenos. Él no es quién para desautorizar la opinión de nadie, sólo manifiesta su gran molestia, intolerancia y falta de respeto. Si el Sr. Diputado cumpliera con la regla que pretende imponer a un eclesiástico para hablar, él mismo, antes de hablar, tendría que reconocer todas las injusticias y más que a lo largo de la historia y en todo el mundo han hecho miembros de los grupos políticos que representa o con quienes está unido. ¡No ve que es absurdo!
b) Dice que no conozco la realidad de la sociedad y de la familia. En primer lugar él no sabe qué conozco. Probablemente los lentes con que ve la realidad, crea que son los únicos. Es probable que no conozca tanto sufrimiento de las almas y de los corazones como conozco yo por ser sacerdote. Mejor que descalificar al otro, es escuchar razones. Se puede pensar distinto que él.

2) Otro representante nacional no entró en razones y con particular desubicación atacó diciendo: “Sería bueno que convoquen a una marcha para pedir perdón. La Iglesia Católica ha sido una máquina de violar los derechos humanos durante toda su vida".
El juicio gratuito y la ignorancia supina del Sr. Diputado es un desplante totalmente fuera de lugar y por el cargo tiene en su partido más agraviante. Si el Sr. Diputado no se ha enterado busque las veces que la Iglesia ha pedido perdón por errores y pecados. Relea lo que arriba le precisé a su colega, sobre el respeto sobre las opiniones y personas.  No creo que él cada vez que emita una opinión comience por pedir disculpas por los errores que ha cometido su partido en su breve historia, comparada con la de la Iglesia. Y tampoco nadie ni se lo exige, ni tiene por qué exigírselo. Respete, pues.
               
Las respuestas de ambos muestran justamente la realidad que me movió a escribir: el Uruguay es un país en el que faltan verdaderas exposiciones filosóficas y teológicas de envergadura y continuamente se maneja con un pensamiento único. Somos de una grandísima pobreza de diálogo de ideas.

3) En el video de youtube se hace una objeción por parte de una señora favorable al proyecto. Dice que se discriminaría si hubiera diferentes tipos de matrimonio. Y el ejemplo  que pone es si hubiera distintos tipos de escuelas para blancos y para negros.
En el ejemplo que presenta tiene razón, dado que lleva a una discriminación racial. Sin embargo el ejemplo que presenta puede aplicarse a una verdadera discriminación que hay en el Uruguay en las escuelas, por motivos ideológicos, filosóficos y religiosos: aquí hay sólo una escuela de conducción estatal, pagada con los impuestos de todos, y tiene una ideología  laicista que excluye a Dios y la religión de la educación. Esto va contra la Constitución y los derechos innatos de los padres. Entonces que hubiera distinto tipo de escuelas, elegidas según la opción cultural y religiosa de los padres, sostenida por los impuestos de todos, no sería discriminatorio,  sino cumpliría con el mandato constitucional, con las convenciones como la de San José de Costa Rica y con los derechos humanos.
Algo semejante debería ser el MATRIMONIO 'DIVERSITARIO', no sólo para solucionar las diferentes concepciones de la sexualidad humana – qué quiere pensamos distinto de fondo sobre el cuerpo humano –, sino sobre las diferentes pertenencias religiosas que están amparadas por el art. 5 y que no se cumplen con el tipo de matrimonio único que tenemos y menos con el tipo de matrimonio único que quiere imponer esta ley.

4) Verdad y representación.
Este asunto no es lo que más me interesa. De todas formas me sirvió para comprobar varias cosas. Se quiere presentar el proyecto de ley de marras y la ideología violenta que lo sustenta con las características del pensamiento único, el único ético y el que sostiene la casi totalidad como evidente, salvo algunos que son denostados y descalificados.
Pero, a raíz de la publicidad del asunto, he comprobado dos cosas.
Una, es que hay una multitud que está en contra de la ley, pero no tiene los medios de expresarlo o no logra formar el discurso. Según lo que leí en diciembre - cuando se aprobaba en diputados - sólo el 53 % estaba a favor del proyecto.
La otra, que muchos no saben de qué se trata la ley, porque la única información que les ha llegado es que se trata de no discriminar a los homosexuales; pero cuando lo entienden, no están de acuerdo en muchos aspectos, como que no pueda haber más marido y mujer, o la adopción de niños por parejas homosexuales. Y no es sólo por discriminación injusta, como se acusa.
Y, para que no me den clase de conocimiento de la realidad, se trata de jóvenes, de vendedores en la plaza, sanitarios, costureras, cameramen, etc.
Lo cual me comprueba que la población en general no ha podido oír razones bien explicadas - no sólo flashes de informativo -.
Si como está comprobado es un mucha gente la que no está de acuerdo, ¿por qué tanta violencia e insulto si alguien le da voz a los objetores?

Esto también me comprueba que el Uruguay es un país desinformado en lo que importa y en el que la mayor carencia es la libertad de expresión con espacios abundantes para la exposición de las cosas de fondo: la filosofía, la teología,  las razones de las razones.
ESTABA BIEN PUESTA LA PREGUNTA: ¿Qué nos pasa a los uruguayos? ¿hemos perdido la capacidad de pensar, de cuestionar? 

Les deseo lo mejor a todos.

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios